Pages

Thursday, February 4, 2010

Kia amplía la garantía de siete años a toda su gama


El pasado día 4 de enero supimos que Kia extiende a siete años la garantía de todos los modelos de su gama. Kia ya ofrecía este interesante servicio en los Sportage y cee’d, pero ahora desde el Picanto hasta el Sorento hay siete años de garantía, la cobertura más amplia del mercado, sin duda alguna. Podríamos dejarlo así, pero en Diariomotor queremos mirar un poco más allá de las escuetas notas de prensa oficiales. Como siempre, no son siete años por las buenas, hay condiciones y limitaciones que acatar.

Son siete años o 150.000 km, lo que antes ocurra. 150.000 km es una buena cifra, y muchos coches tardan bastante en alcanzarla. Durante los tres primeros años de utilización en teoría Kia no nos pone límite de kilometraje, a no ser que nuestro vehículo se vaya a utilizar para el taxi, en cuyo caso no podremos pasar de los 150.000 km. Supongo que será porque el uso de un taxi es mucho más intensivo, y conozco bastantes casos de taxis que se mueven en una media que supera los 90.000 km anuales.

Es necesario aclarar que los siete años son para el “powertrain”, como dicen en EEUU. Es decir, motor y tren de rodaje están garantizados frente a averías por siete años. La pintura tiene una garantía de cinco años (12 años frente a corrosión), el equipo de sonido y navegación tiene una garantía de tres años o 100.000 km y recambios y baterías tienen el mínimo legal, dos años. La garantía de siete años es transferible si vendemos el coche, como ocurre con la mayor parte de garantías oficiales, que yo sepa.

La garantía excluye elementos de degaste, como es lógico. Es decir, neumáticos, pastillas y discos de frenos, embragues o amortiguadores no entran en garantía, a no ser que tengan un defecto de fábrica, claro está. En general, si el taller descubre que la avería ha sido por un mal uso, se puede revocar, esto pasa con todos los fabricantes y es una de las cláusulas de garantía más extendidas. Ahora es cuando diríamos que hay que pasar las revisiones en la casa, pero si os dijera que no es así, la cosa cambia.

Citamos textualmente:

La Comisión Europea, a fecha de 31 de Julio de 2002, publicó el Reglamento 1400/2002. Uno de los objetivos de dicho reglamento es impedir el monopolio de los concesionarios oficiales en lo referente a las revisiones de los vehículos dentro del periodo de garantía oficial del fabricante.
Con el fin de asegurar la libre competencia dentro del sector de la reparación, mantenimiento y suministro de piezas de recambio para automóviles, el Reglamento 1400/2002 establece que el consumidor es libre de acudir a cualquier taller, ya sea oficial o independiente, para realizar las revisiones oportunas en su vehículo.

El usuario no perderá la garantía oficial del fabricante por no pasar las revisiones en un taller oficial de la marca. No obstante, sí será motivo de pérdida de garantía oficial del fabricante la realización de una reparación defectuosa, por parte de un taller independiente.

En lo concerniente a los recambios, el consumidor podrá emplear cualquier recambio en sus revisiones siempre y cuando respete las exigencias establecidas por el fabricante, pero éste no podrá exigir la utilización de un recambio de una marca determinada como requisito para conservar la garantía oficial del vehículo.

Lo que viene a decir es que podemos pasar las revisiones donde nos plazca siempre que respetemos las exigencias del fabricante y usemos los recambios que el fabricante quiere que usemos. Si el taller nos instala algo mal, perdemos la garantía. No estoy seguro al 100%, pero creo que además sólo afecta a los dos años de garantía iniciales, una obligación para cualquier fabricante de bienes de consumo en la Unión Europea. Esto es común para todas las marcas de automóviles, no sólo para Kia.

Sin embargo, es difícil acatar esta norma al 100% y los dos últimos párrafos pueden conducir a muchos equívocos y malentendidos. Casi es mejor ir siempre al taller oficial y aunque sea pagar un poco más, teniendo la completa seguridad de que nuestra garantía de siete años va a durar siete años. Y las revisiones oficiales en Kia tampoco son caras, al contrario que en otros generalistas y premium. Dicho sea de paso, me parece un movimiento muy bueno por parte de Kia, diferenciándose de la competencia.

Ilustremos el caso. Aunque no se vea demasiado bien, el gráfico muestra la cuota de mercado de Hyundai en EEUU. Hay un momento – año 1997 – en el que la cuota empieza a crecer, y lo sigue haciendo actualmente. Se trata de la introducción de una garantía de 10 años o 100.000 millas, que combinado con la buena fiabilidad de los coreanos ha impulsado al Grupo Hyundai-Kia hasta el cuarto puesto en el ranking mundial de fabricantes. A mí me parece un buen argumento de compra, la verdad.

No comments: