Pages

Friday, January 2, 2009

Dakar 2009

De África a Sudamérica. Del desierto del Sáhara al de Atacama. Del rif marroquí a la cordillera de los Andes. De un terreno conocido a uno totalmente por descubrir. El Dakar 2009 es a día de hoy una total incógnita. Dejamos atrás los desiertos de dunas, los caminos rotos de Marruecos y la selva senegalesa. Por delante seis mil kilómetros de rallye que como siempre sólo permitirá llegar hasta el final a los más duros.
Como siempre, la participación en esta prueba está plagada de pilotos amateurs. Es curioso ver como una gran mayoría de la inscripción tienen el Dakar como su única prueba en el calendario. Un rallye que va más allá de la pura competición. Pero más allá de la superación, lo que nos interesa es quien se jugará la victoria. Aunque sea un redundancia, por el Dakar lucharán los sospechosos habituales de los últimos años.
Por un lado la armada ¿invencible? de Mitsubishi. Los japoneses hace unos años que decidieron que esta era su prueba estrella y así lo han demostrado con sus continuas victorias. En 2009 los japoneses se medirán de tu a tu con VW en igualdad de motorización. Los nuevos diésel de Mitsubishi tendrán mucho que decir, aunque siempre con la victoria como único objetivo. Los buenos resultados de sus antecesores hace que el listón esté muy alto.
Stéphane Peterhansel, Luc Alphand y Nani Roma serán sus mayores estiletes, sin olvidarnos del “eterno” Hiroshi Masuoka. Los tres primeros serán los rivales a batir por todos. Los franceses serán los máximos aspirantes, aunque el zorro del desierto Peterhansel es sinónimo de victoria. Sólo la mala suerte o algún error puede arrebatarle un nuevo entorchado. De Nani Roma podemos esperar más progresos, pero aún le veo lejos de aspirar a la victoria. La suerte en el Dakar es históricamente esquiva a los españoles.
¿Será, por fin, este el año de VW? Los alemanes confían en que Carlos Sainz o Giniel De Villiers puedan regalarles esa primera victoria que tanto ansían. Es español vivirá su tercera participación, y aunque diga que va más preparado que nunca, en los raids la experiencia puede valer más que la calidad de pilotaje. Dieter Depping y Mark Miller no dejarán de ser dos escuderos de lujo para los “jefes”. Al Attiyah ha demostrado que el BMW X3 de X-Raid puede ir rápido, pero de ahí a aspirar a la victoria va un trecho. Habrá que comprobar como la altura afecta a los distintos motores.
En esta edición se echará de menos la presencia de Schlesser y sus buggies. Desde hace unos años lejos de las posiciones de cabeza, pero su presencia era ya una tradición. Quien si estará y será fiel a su cita será Robby Gordon. En los amplios caminos sudamericanos, Gordon podrá demostrar si su Hummer es capaz de aspirar a algo.
Como siempre la prueba contará con presencias ilustres. Yvan Muller, campeón del WTCC, volverá a participar en solitario a los mandos de un buggy. El francés no estará solo ya que el piloto SunRed en el Mundial de Turismos, Tom Coronel, estará también. Aunque esta vez en el asiento de al lado. Quien si estará al volante será Peter Van Merksteijn. Al holandés le podemos ver en casi cualquier prueba.

No comments: